Proceso de gestión de riesgos

La finalidad de la gestión de los riesgos para la integridad en la contratación pública de una institución es garantizar que los recursos de aquella organización y la capacidad de decisión se emplean para el «cumplimiento y realización de los fines institucionales», sosteniendo y priorizando el interés público por encima de los intereses privados.

La Oficina Antifraude os propone una metodología que permita hacer una identificación, análisis y evaluación de vuestros riesgos, así como una planificación y seguimiento de las actuaciones orientadas a:

  1. reducir la probabilidad de que los riesgos identificados se materialicen (plan de prevención)
  2. minimizar las consecuencias si los riesgos se llegan a materializar (plan de contingencia).

Para hacerlo, en cada una de las fases del ciclo encontraréis:

  • Una breve explicación de cada fase con los principales objetivos.
  • La propuesta de Antifraude, con documentos y recursos elaborados por la Oficina y que os pueden ayudar con el trabajo en aquella fase.
  • Las recomendaciones y herramientas necesarias, así como la propuesta de los pasos para llevar a la práctica cada fase del proceso de gestión de riesgos.